Control de la Colmatación

control de procesos de colmatación en la infraestructura de recarga artificial de acuíferos.

Gestión y Control de la Colmatación  Gestión y conservación de instalaciones  instalaciones de gestión de la recarga

El mayor problema que presentan las instalaciones de recarga artificial de acuíferos es la posible colmatación de las infraestructuras que permiten la infiltración del agua hacia el acuífero. Este fenómeno puede deberse a cualquiera de las siguientes causas:

1)    Procesos físicos: Los sólidos en suspensión que puedan existir en el agua inyectada rellenan progresivamente los poros por los que se infiltra el agua en dirección al acuífero hasta que no es posible inyectar el agua.
2)    Procesos biológicos: Se produce un crecimiento o proliferación de microorganismos, principalmente algas, que se alimentan de los nutrientes contenidos en el agua y que se ve favorecida por la temperatura. Este fenómeno tiene lugar, sobre todo, en las instalaciones superficiales de recarga, como balsas, reservorios, etc y en muchos casos viene provocado por contaminación del agua o por agua de mala calidad. En el caso de instalaciones de profundidad la colmatación biológica puede deberse a una excesiva proliferación bacteriana en sondeos.
3)    Procesos químicos: Como consecuencia de reacciones de intercambio iónico o catiónico; reacciones de oxidación-reducción, etc. Es posible que se produzcan incrustaciones o corrosiones en los materiales utilizados en las instalaciones utilizadas en la recarga y que afectan a la capacidad de infiltración hacia el acuífero.
4)    Formación de barreras de aire o gas: Este fenómeno se produce cuando se liberan los gases disueltos en el agua de inyección, sobre todo en el caso de sondeos en profundidad. Cuanto mayor es la diferencia de temperatura entre el agua inyectada y el agua del acuífero, mayor es la probabilidad de que este fenómeno aparezca. También es posible que suceda si hay diferencias importantes de presión entre el agua inyectada y el agua del acuífero.

A la hora de reducir o frenar el fenómeno de la colmatación es más conveniente optar por estrategias de prevención de la colmatación que por procesos de descolmatación que, en general, suelen ser más costosos y complejos desde el punto de vista técnico. Como técnicas de prevención de la colmatación tenemos:

1)    Empleo de decantadores, filtros y alguicidas, previos a la recarga.
2)    Planificación de la recarga en instalaciones superficiales, donde se alternan periodos de inundación y desecación.
3)    Planificación de la recarga en instalaciones de profundidad, donde se alternan periodos de inyección de agua con otros periodos de extracción de agua que arrastre a los diferentes agentes que producen la colmatación.
4)    Limpieza periódica mediante aire comprimido.
5)    Empleo de productos químicos dispersantes o desagregantes como el ácido clorhídrico o polifosfatos.
6)    Limpieza y escarificado del lecho filtrante, que puede hacerse con el lecho desecado o húmedo (cauces permanentes, presas, reservorios, etc.).
Infraestructura para el control de la colmatación: Decantador previo a estanque de infiltración


Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).