Deficiencia hidráulica

La deficiencia hidráulica es aquella situación en la que una parte de los recursos hidráulicos es inaccesible o inutilizable por los seres vivos, independientemente de si existe suficiente cantidad como para satisfacer sus necesidades. La disponibilidad de agua depende de cada comunidad de seres vivos que habiten el ecosistema y, como en el caso de la insuficiencia hidráulica, no va a ser un valor absoluto, sino relativo. A modo de ejemplo, la disponibilidad de agua va a ser más crítica para un cultivo de manzanas que requiere un agua limpia y con pocas sales disueltas que para un cultivo de albaricoques que puede tolerar un agua con cierto grado de salinidad. Desde el punto de vista de los seres humanos, la disponibilidad de agua es un problema de oportunidad, es decir, el agua no se puede utilizar en el momento en que se necesita.

La contaminación de las aguas dulces es, quizás, la principal causa que puede causar deficiencia hidráulica en un agroecosistema. Esta contaminación puede ser natural o de origen antrópico.

La contaminación natural de las aguas dulces se produce cuando el agua adquiere sustancias inorgánicas u orgánicas que desaconsejan su utilización. Por ejemplo, puede ocurrir que el agua subterránea que se capta de un pozo se encuentre contaminada con arsénico debido a la presencia de este elemento en la composición de la roca o el suelo que contiene el acuífero. El arsénico es un elemento químico que es toxico e, incluso, mortal para la mayoría de los seres vivos, dependiendo de la concentración en la que se encuentre en el agua. Este tipo de contaminación de las aguas dulces es poco frecuente y solo se da en algunos lugares muy concretos del planeta.

Por su parte, la contaminación de origen antrópico se refiere a la contaminación que resulta de las actividades humanas: agrícolas, ganaderas, urbanas o industriales. Son muchos los ejemplos de este tipo de contaminación, por lo que no es relevante hacer más comentarios al respecto. Habitualmente la contaminación tiene lugar en las aguas superficiales (ríos, lagos, arroyos, etc), aunque en alguna ocasión es posible la contaminación de aguas subterráneas como las que pueden encontrarse en un acuífero.
Otro problema que puede afectar a la disponibilidad de agua tiene que ver con la accesibilidad a la fuente de agua.

Puede darse el caso de que el agua, como consecuencia de unas circunstancias geológicas determinadas, se encuentre a gran profundidad y no sea posible su extracción. En otras ocasiones el agua no es accesible porque su extracción puede provocar el colapso de las estructuras que la contienen o no es conveniente su extracción porque la tasa de renovación del recurso hidráulico es lo suficiente lenta como para que se pueda producir el agotamiento del recurso en un breve lapso de tiempo. Incluso puede darse el caso en el que la extracción del agua dulce puede ocasionar una intrusión salina que contamina e inutiliza todo un acuífero.

Finalmente, otra causa de deficiencia hidráulica es la erosión y destrucción del suelo. En los agroecosistemas, el principal sistema de almacenamiento y depuración del agua, ya sea procedente de fenómenos meteorológicos como de origen artificial (riegos, recarga de acuíferos,…), es el suelo. Todos los suelos del planeta tienen una serie de propiedades hidráulicas específicas:
  •         Capacidad de Infiltración, entendida como la disposición del suelo para permitir el paso a su través del agua que recibe en su superficie.
  •         Capacidad de almacenamiento, o cantidad de agua que es capaz de retener en la matriz del suelo.
  •      Capacidad de escorrentía, que informa sobre que parte del agua que recibe el suelo en su superficie no pasa a su través y tampoco es almacenada.


Dependiendo del espesor de la capa de suelo, solo una parte del agua que se infiltra llega a los acuíferos que actúan como “almacén” o “reservorio” de agua. La matriz del suelo, tanto su fracción biológica-orgánica como su fracción inorgánica, tiene la capacidad de modificar las características químicas del agua. Cuando esa modificación mejora la salubridad y seguridad de uso del agua se dice que el suelo tiene capacidad depurativa, mientras que cuando la modificación no produce efectos en cuanto a la salubridad y seguridad de uso del agua, se puede decir que el suelo tiene capacidad contaminante. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).