Mosca blanca - Bernisia tabaci



La mosca blanca (bernisia tabaci) es una especie de hemiptero esternorrinco de la familia Aleyrodidae. En la actualidad se encuentra distribuida por todo el mundo, aunque probablemente sea originaria de la India.


 NOMBRES COMUNES: Mosca Blanca (español); sweetpotato whitefly, cotton whitefly (ingles); l’aleurode du tabac (francés); Tabakmottenchildlaus (Aleman).

CICLO FENOLOGICO:

La mosca blanca se caracteriza por tener una metamorfosis incompleta, pasando por tres  etapas: Huevo, cuatro instares ninfales y adulto.

Huevo: Los huevos son de textura lisa y de forma elíptica, con la parte superior terminada en punta y la parte inferior redondeada, estos son depositados o adheridos en forma individual, en semi-círculos o en pequeños grupos en el envés de la hoja a través de un pedicelo insertado en la epidermis. Miden en promedio 0.19 mm de longitud por 0.1mm de ancho; inicialmente son blancos y se tornan anaranjado claro a medida que maduran y cuando esta próximo a la eclosión su color naranja se opaca. En este estado dura aproximadamente 5 días.

Ninfas: El primer instar ninfal es conocido comúnmente como gateador ya que este es el  único que tiene movimiento, el resto de instares es sésil. Las ninfas recién emergidas de  huevos se mueven unos pocos milímetros para localizar su sitio de alimentación. Las ninfas de primer instar son hialinas o translúcidas y de forma oval, dura un promedio de 3 días y su tamaño es pequeño, en promedio 0.26mm de longitud y 0.16mm de ancho. El segundo y  tercer instar son similares, tienen forma acorazonada de color blanco verdoso midiendo 0.36mm de longitud y 0.24mm de ancho con tres días de duración, el tercer instar dura  cinco días y mide aproximadamente el doble que el primero. El cuarto y último instar la ninfa es plana y transparente. A media que avanza su desarrollo se vuelve opaca y abultada, provista de dos ojos rojos visible. Su longitud es de 0.84mm y 0.59mm de ancho. Este  periodo dura 6 días.
Los criterios para reconocer los cuatro instares ninfales de  B. tabaci son el tamaño, y también la secreción de cera de el segundo y el tercer instar ninfal, lo cual no ocurre en el cuarto. Este en cierto momento suspende su alimentación y forma una especie de cápsula (Pupario), donde se transforma en adulto y del cual emerge a través de una fisura en forma de T invertida.

Adulto: Los adultos miden aproximadamente  1-1.5 mm de largo teniendo las alas recubiertas por una sustancia serosa, la cual la vuelve impermeable al agua. Recién emergidas de la pupa son de color amarillo pálido pero en el transcurso de 3-5 horas adquieren el color blanco característico, dura aproximadamente entre 5-27 días.
Bernisia tabaci-adulto.
Bernisia tabaci-larva


ECOLOGÍA.

B. tabaci es una de las plagas mas difundidas a nivel mundial, hasta ahora se han descrito unas 1200 especies de la familia Aleyrodidae.

Bemisia tabaci se presenta a alturas que van desde 0 a 1000 msnm, aunque puede aparecer a mayores alturas en zonas tropicales cálidas.

Ataca muchos cultivos, sobre todo de la familia cucurbitáceas, fabáceas, malváceas y solanácea. Es considerada la única especie vectora de Begomovirus en la familia.

Según estudios realizados, la mosca blanca no es una plaga que se traslada a largas distancias por si sola ya que son consideradas como pobres voladoras, debido a su estrategias de vuelo, características de sus alas y la frecuencia de aleteo. Para ser trasladada a largas distancias esta plaga necesita del viento.

Las poblaciones de B. tabaci se pueden encontrar en grupos tanto en plantas individuales  como dentro de la parcela misma. En la planta, los adultos, huevos y ninfas jóvenes suelen hallarse en el estrato superior, mientras las ninfas de varios instares en la parte media y las ninfas del ultimo instar en la parte inferior, donde es común hallar muchas cubiertas ninfales vacías, esto es debido a que las ninfas se desarrollan conforme las plantas crecen por lo que se acumulan progresivamente en las partes inferiores. Es común encontrar a los adultos de  B. tabaci en el estrato superior, esto se debe posiblemente a que esta trata de evitar la humedad relativa presente en las partes inferiores de la planta o también debido a que las hembras tienden a ovipositar en el follaje tierno, ya que este contiene un alto potencial osmótico y sus haces vasculares están cercanos a la superficie de la hoja.

La duración del ciclo biológico de  B. tabaci depende de la planta huesped y de condiciones ambientales en la cual sobresale la temperatura. El ciclo dura 19 días a 30 ºC y puede alargarse hasta 73 días a 15ºC o ser menor de 19 días a temperaturas superiores a los 32ºC. Además, el cultivo del cual se alimenta  también puede influir en la duración del ciclo; por ejemplo en zanahoria y tomate el ciclo puede durar más, mientras que en la batata es menor. La humedad relativa es otro factor determinante para el desarrollo y crecimiento de B. tabaci. El insecto se adapta muy bien a humedades relativas moderadas. Las lluvias fuertes son otro factor que influye en la dinámica de esta plaga ya que disminuye el número de adultos en el campo, además desprende de las hojas gran número de ninfas, disminuyendo así los daños.

ORIGEN Y DISTRIBUCION.

La mosca blanca es originaria del sur de Asia, algunos autores consideran que del medio oriente, específicamente de India y Pakistán, encontrándose distribuida actualmente en todas las regiones tropicales y subtropicales del mundo. Su hábitat se extiende alrededor del  planeta, entre 30 Latitud. Norte y los 30 Longitud Sur.

En Estados Unidos, la plaga está presente desde inicios del siglo pasado, en un principio no representó peligro, hasta mediados de la década de los 80´s, debido a sus poblaciones altas atacando plantas ornamentales de flor de pascua entre otras.

En América latina, la mosca blanca empezó a convertirse en plaga de importancia económica a partir de la década de  los 70´s como consecuencia del uso intensivo de agroquímicos que fueron utilizados después de la segunda guerra mundial en cultivos comerciales como el algodón.

SINTOMAS-DAÑOS.

Las moscas blancas, en especial  B. tabaci se caracteriza por causar dos tipos de daños, los cuales se describen a continuación:

Daños directos:

Estos son de importancia cuando las poblaciones de esta plaga son elevadas, ocasionando en la planta desordenes fisiológicos como clorosis o síndromes como por ejemplo la clorosis intensa de vainas y pecíolos de la habichuela, maduración irregular de frutos de tomates y el denominado síndrome de la hoja plateada de las cucurbitáceas. Otro daño directo es el que hacen al alimentarse de la savia del tejido floemático ya que al succionar la savia, extrae sus nutrientes reduciendo, así el vigor de la planta, la calidad del producto y finalmente acaba afectando a la producción.

Daños indirectos:

Dentro de los daños indirectos tenemos la producción de fumagina y principalmente la transmisión de virus del genero BGMV.

La fumagina, son excreciones azucaradas (melaza) sobre la cual se desarrollan hongos de  micelio negro pertenecientes a varios géneros, incluyendo especies de  Cladosporium y Capnodium. La fumagina interfiere con el proceso fotosintético de las plantas repercutiendo negativamente sobre el rendimiento del cultivo.

Los virus transmitidos por B. tabaci, en su mayoría son del tipo semi-persistente, adquiriendo el virus durante su alimentación; este, del aparato bucal pasa al intestino, una vez en el intestino pasa al sistema circulatorio (Hemolinfa) y de este a las glándulas salivales para ser incorporados de nuevo a otra planta sana. Los virus que son no persistentes se diferencian de los semipersistentes en el tiempo de transmisión, ya que estos (los no persistentes) pueden ser adquiridos de una planta enferma y transmitidos a una planta sana en cuestión de segundos, por lo cual este tipo de virus no puede ser controlado fácilmente en cambio los virus semi-persistentes tardan horas o minutos en ser transmitidos por el vector permitiendo el uso de insecticidas para su manejo. Por lo tanto, conocer la manera de cómo un vector transmite un virus es un factor importante a tener en cuenta para un buen manejo integrado del cultivo afectado.

Dentro de los virus que se transmiten por B. tabaci, hay que destacar los pertenecientes a la familia de los Geminivirus. Las infecciones de Geminivirus en plantas hospederas como el tomate, repercute en la mayoría de procesos vitales de las mismas (plantas); ya que reduce la clorofila y el contenido de proteínas sustancialmente en las plantas enfermas provocando un amarilleamiento en las hojas. Además afecta la cantidad de azucares y almidones en las primeras hojas de la planta afectadas, lo cual obedece principalmente a la localización del virus en el sistema vascular de la planta, especialmente en el floema. Debido a esto se altera la translocación, lo cual contribuye a la acumulación de metabolitos en la parte superior de la planta, dándole a las hojas superiores una consistencia coriácea, así como una coloración morada que a menudo aparece en el borde de las hojas. También disminuye el proceso fotosintético y la respiración celular. La fotosíntesis neta en las plantas enfermas se reduce a un tercio de la correspondiente a una planta sana. Todas estas alteraciones de los procesos vitales de la planta, implican la reducción del crecimiento, rendimiento y hasta la muerte de la planta, si esta resulta infestada en los primeros estadios de desarrollo.

CONTROL

Por lo general, las plagas que causan daño directo son controladas con insecticidas cuando alcanzan una densidad poblacional determinada, conocida por los entomólogos como umbral de acción. En el caso de un insecto vector de virus, no se puede usar el concepto de umbral, por que los virus causan un mayor daño en las etapas iniciales de desarrollo de las plantas susceptibles, cuando las poblaciones del insecto vector aun no son evidentes.

Además, bastan unas pocas mosca virulíferas para iniciar la infección generalizada del cultivo. Cuando las plantas ya presentan síntomas de la enfermedad, se puede tener la seguridad de que las perdidas de rendimientos serán totales o muy significativas.

Químico.

No se recomienda el uso de insecticidas de contacto, ya que solo eliminan a los adultos y no a los huevos ni a la mayoría de los instares ninfales. Eso implica que habría que realizar más aplicaciones por ciclo.
Si es recomendable aplicar insecticidas sistémicos para eliminar tanto adultos como estados inmaduros de la plaga.

Los insecticidas sistémicos de nueva generación, como son los neonicotinoides (Imidacloprid, Tiametozan), son adecuados para reducir las poblaciones de B tabaci y tienen bajo impacto ambiental, estando formulados para tratamientos de la semilla o por pulverización sobre el follaje.

Biológico.

Una de las principales limitantes de este método es la lentitud con la cual actúa sobre la  plaga, pero a largo plazo puede significar una alternativa sostenible para el productor siempre y cuando se utilice de acuerdo a las recomendaciones de los técnicos competentes. Como ejemplo de esto tenemos los  hongos entomopatógenos pertenecientes a los géneros Beauveria, Paecilomyces o Verticillium. Además  de estos, se utilizan otros organismos como son los depredadores entre los cuales tenemos del orden coleóptero, dípteros, neurópteros, hemípteros y thysanópteros; parasitoides del orden himenópteros entre los cuales se destacan las avispas de los géneros Amitus, Encarsia, Eretmocerus, etc.

De no ejercer un control total con depredadores se les puede ayudar realizando algún tratamiento con sustancias de afecten lo menos posible a dichos organismos. En primer lugar se puede dar un lavado con jabon potásico, y de no ser suficiente, habría que recurrir al uso del aceite de parafina o al azadiractin o extracto de neem.

Cultural.

Se han desarrollado una serie de practicas culturales recomendadas para el manejo de B. tabaci, entre las cuales mencionamos las siguientes: Manejo de la época de siembra, Rotación de cultivos, Manejo del agua, Manejo de malezas, destrucción de residuos de cosechas, Protección física del cultivo, Siembras de barreras vivas con plantas como el maíz o el sorgo, asociación de cultivos, cultivos trampas y trampas amarillas, entre otras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)