Purin de Bardana (Arctium lappa)



Es una planta rica en cal, magnesio y potasio que actúa muy bien como estimulante del suelo y la vegetación, especialmente en siembra y trasplante, con un efecto dinamizante sobre la formación de raíces.


Planta bianual que crece de forma silvestre en ribazos, terraplenes, al borde de los caminos, en escombreras, matorrales y cerca de zonas habitadas. Es muy común su presencia en zonas ricas en nitrógeno.




Se recoge la planta entera, preferiblemente de un año, y antes de la floración que tiene lugar entre los meses de Julio y Septiembre (Hemisferio Norte). La bardana tiene una gran capacidad para absorber una amplia variedad de elementos del suelo y guardarlos de forma orgánica, lo que hace que sea muy interesante como complemento nutritivo orgánico en ciertos preparados.



La bardana es muy útil para proteger los cultivos frente a los ataques de mildiu y otros hongos similares. Tiene un efecto no solo preventivo, sino también curativo. Su efecto terapéutico sobre los cultivos se ve incrementado cuando se mezcla con extracto de ortiga (urtica dioica).

PREPARACION.


Se trocea 1 Kg de bardana fresca que incluye la parte aérea y las raíces, recogida antes de la floración, se vierte sobre 10 litros de agua y se deja fermentar durante 8 dias. Es muy importante remover el purín al menos una vez al dia para oxigenar la mezcla y evitar la putrefacción. 

El olor del preparado es muy fuerte, por lo que hay que protegerse mediante una mascarilla con un filtro adeuado.

UTILIZACION.


Se emplea diluido al 5% cuando se pulveriza o al 10% cuando se emplea en el agua de riego. El preparado sin diluir debe filtrarse antes de diluirse.

CONTRAINDICACIONES.


No se conocen efectos secundarios ni tóxicos, aunque sus pelos son irritantes de la piel y la córnea pudiendo causar dermatitis de contacto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).