Bioestimulantes agrícolas (2)- Preguntas y Respuestas

¿Cómo se presentan los bioestimulantes agrícolas?.

Dependiendo del fabricante, los bioestimulantes comerciales pueden incluirse en una sola categoría o en varias de ellas. Cuando se incluyen dentro de más de una categoría es porque se busca generar sinergias que mejoren la eficiencia y eficacia del bioestimulante.

¿Para qué sirven los bioestimulantes agrícolas?.

La principal utilidad de los bioestimulantes agrícolas es la mejora del rendimiento del cultivo sobre el que se aplica, tanto si se encuentra en condiciones ambientales adversas (sequía, ataque de patógenos, salinidad, déficit de nutrientes, …) como si no es así.

Dependiendo del cultivo sobre el que se aplique va a tener otros beneficios adicionales ya que:

  • Mejora la calidad del producto cosechado, afectando al contenido de azúcar, color y vida útil.
  • Refuerzo de la tolerancia a condiciones adversas.
  • Facilita la recuperación de la planta cuando ha padecido estrés.
  • Estimula la respuesta defensiva frente al ataque de patógenos.
  • Ayuda a proteger y conservar los nutrientes del suelo.
  • Reduce el consumo de fertilizantes, tanto orgánicos como inorgánicos. 
  • Mejora la eficiencia energética del cultivo, al reducir las necesidades de fertilizantes y productos fitosanitarios.

Sin embargo, otra importante utilidad de la mayoría de bioestimulantes es el control de plagas y enfermedades, sobre todo del suelo.

Los bioestimulantes que contienen en su composición extractos del alga Ascophyllum nodosum han mostrado en numerosas pruebas experimentales una gran capacidad para controlar la población de nematodos en el suelo (Meloidogyne spp, Platylenchus goodeyi, Radopholus similis, Heterodera spp,  …)

Los agregados de flora y fauna microbiana en ocasiones son formulados para contener diversas especies antagonistas o depredadoras de algunas plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. Además de su demostrada utilidad para controlar algunos agentes infecciosos en el suelo, pueden aplicarse para controlar otras plagas presentes en la parte aérea del cultivo. Por ejemplo, los agregados de flora microbiana que contienen la bacteria Bacillus Thuringensis presentan un efecto fitosanitario para el control de muy diversos tipos de orugas de varias familias de insectos (lepidóptera, coleóptera, díptera, …). Tambien se han descrito efecto para el control de otras plagas como ácaros (Tetranychus sp, Aceria spp, …), coleópteros (Sesamia inferens, Sphenoforus spp, Otiorhynchus sulcatus, …), lepidópteros (Papilio demoleus, Penicillaria jocosatrix, …), áfidos (Myzus persicae, Aphis sp, Aonidiella aurantii, …), dípteros (Bernisia tabaco, Empoasca flavescens, …) o trips (Scirtothrips dorsalis, Scirtothrips cardamomi, Dialeurodes cardamomi, …).

¿Cómo se aplican los bioestimulantes agrícolas?

Los bioestimulantes, en general, se pueden aplicar de la misma manera que un fitosanitario o fertilizante convencional.

Pueden aplicarse directamente sobre el suelo, en forma de granulados o preparados líquidos.

Mediante el riego, sobre todo cuando se utiliza fertirrigación.

En aplicaciones foliares, en diferentes dosis, tanto para su efecto bioestimulante como para el control de plagas y enfermedades.

Algunos de ellos, sobre todo los extractos de algas, se aplican casi exclusivamente sobre el suelo para controlar diferentes plagas, como pueden ser hongos (Phusarium spp, Alternaria spp, Sclerotium spp, Pitium spp, …) o bacterias del suelo (Xanthomona spp, agrobacterium spp, …)

 BIOESTIMULANTES AGRÍCOLAS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).