Bioestimulantes agricolas (1) - Preguntas y Respuestas

¿Qué son los bioestimulantes agrícolas?


Los bioestimulantes agrícolas son substancias, compuestos y/o microorganismos que mejoran el desarrollo del cultivo y, en consecuencia, su rendimiento, además de hacerlo más resistente a condiciones ambientales adversas (sequías, plagas, enfermedades, fisiopatías, …).


¿Qué tipo de bioestimulantes agrícolas se pueden utilizar para mejorar el desarrollo y rendimiento de los cultivos?.


Los principales tipos de bioestimulantes son los siguientes:

1. Sustancias húmicas.
2. Extractos de algas marinas
3. Hidrolizados de proteínas.
4. Quitina y quitosan
5. Bacterias promotoras del crecimiento vegetal.
6. Regeneradores de flora microbiana.
7. Micorrizas

Las sustancias húmicas son compuestos, complejos y heterogéneos, que de forma natural se encuentran en el suelo. Actúan como agregantes de las partículas del suelo y como acumuladores de nutrientes, produciéndose una mejora de la textura del suelo y una mejora de la trasferencia de nutrientes entre el suelo y las plantas, influenciada por la acción de exudados de las propias plantas y otros componentes del suelo. En función de su peso molecular se clasifican en huminas, ácidos húmicos y ácidos fúlvicos. El principal efecto sobre el desarrollo del cultivo es que favorece la elongación de las raíces y mejora la disponibilidad de algunos micro y macronutrientes.

Los extractos de algas marinas proceden, sobre todo, de algas pardas de los géneros Ascophylum, Fucus, Macrocystis y Ecklonia. Son extractos utilizados como bioestimulantes desde muy antiguo. Desde el punto de vista metabólico producen algunos efectos interesantes:

  • Mejoran la producción de polisacáridos, alginatos o carrageninas.
  • Facilitan el acceso de las plantas a algunos micronutrientes esenciales.
  • Favorecen la síntesis de productos promotores del crecimiento vegetal como pueden ser esteroles, betainas o algunas hormonas vegetales como las auxinas y las giberelinas.

Esta bioestimulación produce resultados:


  • Incrementa la resistencia natural del cultivo ante situaciones de estrés hídrico.
  • Mejora la respuesta defensiva de la planta frente al ataque de organismos patógenos.
  • Retiene metales pesados.
  • El extracto de Ascophyllum nodosum estimula la expresión de genes que codifican la movilización de micronutrientes del suelo tales como Fe, Zn o Cu en algunas especies de Brasicáceas (Colza, Brócoli, Coliflor, …).


Los hidrolizados de proteína son mezclas de aminoácidos y péptidos obtenidos de la hidrólisis química o enzimática de proteínas a partir de subproductos agroindustriales de origen vegetal (residuos de cosecha) o animal (colágeno). Son muy útiles cuando el cultivo se desarrolla en suelos con problemas de salinidad. Entre otros productos destacar las betaínas, moléculas nitrogenadas de origen vegetal, que reducen el estrés de la planta relacionado con la salinidad o los hidrolizados enzimáticos de alfalfa que estimulan la síntesis de ciertas enzimas y flavonoides para que el cultivo pueda crecer en condiciones de estrés salino.

La quitina y el quitosan son polímeros orgánicos (el quitosan es un derivado de la quitina) que se utilizan en agricultura porque tienen la capacidad de unirse a componentes celulares de las plantas y actuar como elicitores. Los elicitores son moléculas que señalan la presencia de una amenaza y que se unen a las membranas celulares de las planta para desencadenar una respuesta defensiva frente al ataque de patógenos, daños físicos o estrés ambiental (sequia, salinidad, …).

Las bacterias promotoras del crecimiento vegetal (PGPR) actúan promoviendo el desarrollo de alguno de los órganos de la planta. El Azospirillum brasiliense produce auxinas y compuestos similares que favorecen la rizogénesis (desarrollo de las raíces) en el trigo de invierno.

Los regeneradores de flora y fauna microbiana son agregados de bacterias y hongos, que se encuentran de forma natural en el ecosistema del  suelo,  con diversos efectos beneficiosos para el desarrollo de los cultivos: control de plagas del suelo, mejora de la disponibilidad de nutrientes y fijación de nitrógeno atmosférico. Como familia de bioestimulantes es el que presenta mayor desconocimiento en cuanto a su modo de acción, debido a la multitud de especies y el gran número de interacciones que se establecen entre ellas y las plantas. 

Las micorrizas son diferentes especies de hongos que se asocian a las raíces del cultivo y mejoran su capacidad de absorción de agua y nutrientes. Entre otros beneficios de su asociación con el cultivo se encuentra el incremento de la resistencia frente al estrés por sequía y la mejora de la adaptación a suelos salinos, alcalinos, ácidos e incluso con presencia de metales pesados.

 BIOESTIMULANTES AGRÍCOLAS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).