Calabacín (Cucurbita pepo L.).


NOMBRE COMÚN O VULGAR

Calabacín, zapallo (español); Zucchini (ingles); Courges d’eté (francés);

ORIGEN

El Calabacín es nativo del sur de Norteamérica y Mesoamérica y fue cultivada en ese territorio por miles de años. Las formas cultivadas fueron domesticadas dos veces independientemente a partir de variedades silvestres presentes en el noreste de México y Texas, Estados Unidos.

El Calabacín es una de las especies domesticadas más antiguas, quizás la más antigua. Los lugares donde se han encontrado los fósiles más antiguos son Oaxaca (sur de México), datados del 8000 al 6000 a.C. y Ocampo (sur de México), datados hacia el 5000 a. C.
Su cultivo se extendió hacia el norte por todo México, luego Texas y el valle del rio Misisipi, hasta Illinois, el este de Florida y posiblemente hasta lo que actualmente es el estado de Maine

El cultivo de calabacín se extendió por Europa poco después del descubrimiento de América, donde fueron muy populares sus variedades para consumir el fruto inmaduro como verdura de estación casi desplazando en su totalidad los calabacines de la especie local Lagenaria siceraria, y de allí al resto del mundo.

FAMILIA BOTÁNICA

Cucurbitáceas

DESCRIPCIÓN BOTÁNICA

Sistema radicular con una raíz principal que alcanza un gran desarrollo en relación con las raíces secundarias.
Planta de vegetación compacta y crecimiento indeterminado.

ECOLOGÍA

Clima

Como es general en cucurbitáceas se desarrolla mejor a 25-30ºC y muere con las heladas.

Suelo

Suelos profundos de textura franca y ricos en materia orgánica son los más adecuados.
Tolera la acidez hasta pH = 5, 5.
Es moderadamente tolerante a la salinidad del suelo y agua de riego.

TÉCNICAS DE CULTIVO.

Labores preparatorias

Labor de vertedera o subsolador, con aportación del abonado orgánico de fondo.
Varios pases de cultivador o fresadora para desmenuzar el terreno, dejándolo removido en profundidad y mullido en superficie

Abonado.

Dependiendo de la forma en que se realice el riego del cultivo se siguen diferentes estrategias de abonado.
Si el riego es por inundación o por aspersión:
-       Se aporta el abono orgánico de fondo con todo el abono fosfopotásico y una cuarta parte del nitrógeno en forma amoniacal en el momento en que se realiza la labor de vertedera o subsolador.
-       El resto del nitrógeno se aplica en cuatro o cinco aportaciones espaciadas en el tiempo de manera más o menos homogénea.
Si el riego es por goteo o localizado:
-       Se aporta el abono orgánico de fondo con la labor de vertedera o subsolador.
-       El fertilizante químico se aporta de forma fraccionada según las necesidades de la planta.
Si la aportación de fertilizante es exclusivamente orgánica, se aportara en forma sólida (diferentes tipos de estiércol o granulados de base orgánica) toda la parte que corresponda a la cantidad recomendada de fósforo y potasio en la labor de vertedera o subsolador, sin considerar en una primera aproximación la cantidad recomendable de nitrógeno. Se calcula la cantidad de nitrógeno que se aporta con el abono orgánico solido y su tiempo de permanencia en el suelo durante el ciclo del cultivo, para calcular la cantidad de nitrógeno que queda por aportar, considerando, también, su tiempo de permanencia en el suelo. Con la información de la cantidad de nitrógeno necesaria se programan las aportaciones que es necesario hacer en forma de urea orgánica diluida, purín diluido o granulado orgánico soluble rico en compuestos nitrogenados que se incorporaran al terreno con el riego.

Siembra y plantación.

La siembra puede hacerse tanto directa, en mesetas o surcos, colocando una semilla por golpe y dando previamente un riego, o por trasplante con plántulas con cepellón.
La época de siembra es a partir de mediados de abril (hemisferio norte) o a partir de mediados de octubre (hemisferio sur).
El marco de plantación es de 1-1,2 x 1-0,8m.

Operaciones de cultivo.

Escardas

Escardas: se realizan manualmente o bien mediante herbicida con materias activas autorizadas.

Riegos

El riego por goteo o localizado es el más adecuado porque mantiene un bulbo húmedo alrededor de la raíz principal que facilita su desarrollo y la exploración del terreno.
Unos tres o cuatro días antes de realizar la plantación es recomendable regar abundantemente.
La base mas critica en cuanto a necesidades de agua es la fase de engrosamiento del fruto por lo que se deben aplicar riegos frecuentes evitando el encharcamiento.
Si se emplea riego localizado, se aplicará diariamente junto con el abonado una vez que comience la fructificación.

Recolección

La recolección se inicia a los 45- 65 días de la siembra, dependiendo de la variedad y de la temperatura y cuando los frutos aún no han alcanzado su desarrollo definitivo. Las longitudes normales son 15-18 cm y el peso medio de 200-250 g/fruto.
La recolección se efectúa de forma manual y escalonada. Debe hacerse cuidadosamente, cortando con un cuchillo o navaja y dejando el fruto con 2-3 cm de pedúnculo.
Los rendimientos de calabacín al aire libre pueden variar entre 30-50 t/ha.

PLAGAS.

Orugas (Spodoptera exigua)

Los daños son causados por las larvas al alimentarse de la vegetación, los tallos y frutos.

Pulgones (Aphis fabae)

Sus picaduras producen paralización del crecimiento; las hojas se debilitan y deforman, rizándose y abarquillándose sobre sí mismas. Son vectores de virosis.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Los adultos y larvas se alimentan del tejido celular, causando daños en función del estado fenológico de la planta y el grado de infestación. Las larvas segregan sustancias azucaradas sobre las que se desarrollan diversos hongos (negrilla), que manchan hojas y frutos, los cuales quedan depreciados para su comercialización. También es vector de virosis.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Los daños los producen las larvas y adultos, sobre todo en los pecíolos y envés de las hojas, dejando un aspecto plateado en los órganos afectados, que luego se necrosan. En las flores producen manchas de color blanquecino y en los frutos pequeñas picaduras por las cuales exudan savia. El principal daño, sin embargo, es ser vectores de virosis.

Minador (Liriomyza trifolii)

Los adultos producen picaduras en las hojas, apreciándose en el haz como pequeños puntos blancos y las galerías realizadas por las larvas.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Las larvas y adultos causan decoloraciones y deformaciones en las hojas, las cuales presentan un color bronceado por el haz, que se corresponde con la presencia en el envés de adultos, larvas y puestas del arácnido. Las temperaturas elevadas y la escasa humedad relativa favorecen el desarrollo de la plaga.

ENFERMEDADES.

Oidio (Erysiphe cichoracearum)

Afecta a toda la planta y particularmente a las hojas, tanto en el haz como en el envés. Se manifiesta con manchas aisladas y circulares en las hojas que se recubren con un micelio blanco de aspecto pulvurento por ambas caras, pudiendo llegar a cubrir toda la hoja. Con ataques intensos las hojas amarillean, se secan y caen.


Mildiu (
Pseudoperonospora cubensis)

Se inicia con la aparición de manchas amarillentas sobre las hojas, pudiendo llegar a la desecación total y muerte de la planta.

Virus del mosaico amarillo del calabacín (ZYMV)

Es transmitido por pulgones. En las hojas aparecen mosaicos fuertes, deformaciones, amarillez y clareado de las nervaduras. En los frutos aparecen abollonaduras y mosaicos deformantes con necrosis.

Virus del mosaico acuoso (SMV)

Origina mosaicos, amarilleos de nervaduras, reducción de láminas foliares, malformaciones y decoloración de los frutos.

FISIOPATIAS.

Plateado

El limbo de las hojas adquiere un aspecto plateado; al principio son pequeñas manchas que más tarde llegan a cubrirlas por completo, afectando incluso al peciolo y finalmente a toda la planta. Los frutos cuajados se quedan pequeños y de un color verde claro de aspecto plateado

Frutos “chupados ”

Son frutos que no se desarrollan uniformemente quedando enjutos, generalmente por la extremidad apical, aunque por la otra extremidad el desarrollo es normal. Esto se debe a cambios bruscos de temperatura y/o humedad ambiental, falta de agua en el suelo, estrés hídrico y tratamientos fitosanitarios.

Frutos “ennieblados”

Son frutos que paralizan su desarrollo en un estado muy joven, abortando finalmente. Las causas pueden ser; agotamiento de la planta, falta de vigor vegetativo y tratamientos fitosanitarios.



Frutos torcidos


El fruto del calabacín se dobla por el centro debido a un mal cuajado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)