Coliflor (Brassica Oleracea L. var. Botrytis).

ORIGEN

La coliflor es una verdura procedente de las regiones del Mediterráneo oriental, en concreto del cercano oriente (Asia Menor, Líbano y Siria). En la Antigüedad no era consumida como alimento. Se utilizaba para tratar algunas enfermedades como el dolor de cabeza o la diarrea. Los romanos fueron los primeros en cultivar la coliflor. Desde Italia se extendió al Mediterráneo, gracias a las relaciones comerciales que tuvieron lugar en aquella época. Fue en el siglo XVI cuando su cultivo llegó a Francia e Inglaterra. En el XVII la coliflor ya se cultivaba en la mayor parte de Europa y no fue hasta el siglo XVIII cuando llegó a España.

NOMBRE COMÚN O VULGAR

Coliflor (español); Cauliflower (ingles); Chou-fleur (francés); Blumenkohl (alemán); Cavolfiore (italiano); Couve-flor (portugués).

FAMILIA

Brasicaceas

DESCRIPCIÓN BOTÁNICA.

Sistema radicular pivotante y profundo, con numerosas raíces superficiales.
Planta de crecimiento limitado con un tallo principal rematado en una masa voluminosa de yemas florales hipertrofiadas, muy prietas unas contra otras, de diferentes colores, blanco (el más común), verde, rojo, morado, .....


Polinización alógama.

ECOLOGÍA

Clima

Los cultivares de invierno (ciclo largo) son muy resistentes a la acción de las bajas temperaturas, mientras que los adaptados a ciclos de primavera-verano, son resistentes al calor.

Suelo

Prefiere suelos ligeros, de textura franco-arenosa.
Tolera los suelos ácidos, hasta pH 5,5, aunque también se adapta bien a pH de 7,5-7,8.
Moderada tolerancia a la salinidad del suelo, pudiendo englobarse en el mismo grupo que el tomate, lechuga, y melón.

TÉCNICAS DE CULTIVO.

Labores preparatorias

Labor profunda con vertedera o subsolador para favorecer el drenaje, sobre todo en suelos pesados.
Varios pases de cultivador para incorporar el abonado de fondo y desmenuzar
el terreno.
Es conveniente la adición de algún herbicida de preemergencia para evitar la aparición de malas hierbas.

Abonado.

La dosis de fertilizante variará en función del abonado de fondo y de la fase de crecimiento de la planta, así como del tipo de suelo, clima, calidad del agua de riego, etc.

El potasio es el elemento más absorbido por la coliflor, seguido muy de cerca por el nitrógeno. El potasio conviene aportarlo en forma de sulfato.

El exceso de nitrógeno provoca un exceso de vegetación y aumenta el tamaño de las pellas pero disminuye su calidad.

Es exigente en calcio, su deficiencia provoca necrosis en las hojas más jóvenes.


Siembra o plantación

La siembra se realiza en semilleros de bandejas de alveolos.
El trasplante se efectúa en el mes de septiembre, a los 35-50 días de la siembra, cuando la planta tiene 5-6 hojas verdaderas y 15-20 cm de altura.
La densidad de plantación varía entre 80.000-100.000 plantas/ha para las minicoliflores y 12.000-30.000 plantas/ha para la cultivares normales.
El marco de plantación en función de la variedad cultivada, para un normal desarrollo es 0,80-1,0 m x 0,40-0,80 m.

OPERACIONES DE CULTIVO

Escardas

Es muy importante mantener el cultivo libre de malas hierbas, sobre todo en las primeras fases. Las escardas pueden hacerse de forma manual o química.

Riego.

Tanto el riego por aspersión como goteo son adecuados para este cultivo.

Entre 3 y 4 días antes de realizar la plantación, debe darse un riego abundante.

Tras la plantación a los 2-3 días, dar un segundo riego

El tercero a los 6-7 días

Del cuarto en adelante con una periodicidad variable según las condiciones climáticas.

Aporcado.

Una vez arraigada la planta tras el trasplante cuando tenga 7-8 hojas, se realiza un ligero aporcado.

Recolección.

Se inicia a los 110-120 días del trasplante, cuando las hojas más internas se abren dejando visible la inflorescencia

La recolección se efectúa de forma manual y escalonada, dándose generalmente de 4
a 6 pasadas en una misma parcela.

Debe hacerse de forma cuidadosa, cortando con cuchillo o navaja, dejando el fruto con 2-3 cm de pedúnculo y con todas las hojas que tiene alrededor de la inflorescencia.

La inflorescencia debe ser tratada con cuidado en los envases de campo, para evitar magulladuras y heridas.

Los rendimientos de coliflor pueden variar entre 15-25 t/ha, aunque pueden llegar a las 30 t/ ha.

PLAGAS

Pulgón harinoso de la col (Brevicoryne brassicae)

Aparece cuando la pella tiene 1,5 cm, ocasionando daños que deprecian el producto.

Mariposa de la Col (Pieris brassicae)

En su fase larvaria actúan como comedoras de hojas.

Mosca de la Col (Chorthophilla brassicae)

Los daños se producen por la alimentación de larvas y adultos, sobre todo en las yemas terminales, que impide la posterior formación de la inflorescencia.

Larvas de coleópteros.

Las larvas devoran los limbos foliares de las plantas.

Polilla de las Cruciferas (Plutella xylostella)

Las orugas producen en primer lugar un ataque como comedoras de hojas y posteriormente originan un cribado de las mismas.

Falsa potra de los nabos y las coles (Ceuthorrynchus pleurestigma)

Produce unos abultamientos en la base del tallo quedando las plantas debilitadas.

Ataques de pájaros y roedores.

Las piezas pierden valor comercial debido a que las inflorescencias dañadas toman un color negruzco.

Larvas de Noctuidos.

Algunas orugas como las de Agrotis sp. atacan la base del tallo, otras como las de Mamestra brassicae o Spodoptera sp. (rosquillas negras) son comedoras voraces de hojas.



ENFERMEDADES.

Hernia o potra de la Col (Plasmodiophora brassicae)

Las plantas atacadas se quedan empequeñecidas y vegetan mal, apareciendo en las raíces abultamientos alargados que caracterizan la enfermedad.

Mycospharella brassicicola

Produce en las hojas viejas manchas redondeadas de aspecto acorchado.

Virus del Mosaico de la Coliflor (CaMv)

El principal síntoma de esta enfermedad es la aparición de un mosaico foliar acompañado por sinuosidad en las nervaduras de las últimas hojas. Se transmite por pulgones.

Mildiu de las Crucíferas (Peronosphora brassicae)

Produce decoloración amarillenta en el haz de las hojas que se corresponde en el envés con el desarrollo de un micelio grisáceo.

Alternaria de la Col (Alternaria brassicae)

Produce manchas irregulares en las hojas.

Bacteriosis (Xanthomonas campestri, Pseudomonas sp y Erwinia carotovora)

Producen manchas foliares o manchitas oscuras en las pellas. La alta humedad prolongada y temperaturas suaves favorecen la enfermedad.

Roya blanca de las crucíferas (Albugo candida)

Produce deformaciones en distintos órganos de las plantas, así como ulceraciones que desprenden un polvo blanquecino.



FISIOPATIAS.

Granos pardos en la superficie del cogollo


Surgen como consecuencia del efecto lupa de la luz solar sobre gotas de rocío, produciéndose un escalonado de granos que posteriormente se desprenden en la recolección.

Carencia de boro.

En los peciolos aparecen manchas de aspecto acorchado y en las pellas manchas necróticas.

Carencia de molibdeno.


Se produce un desarrollo anormal de los limbos foliares formándose pellas muy pequeñas.


Aparición de hojas bracteriformes en el interior del cogollo prefloral.

Se produce por una vernalización excesivamente corta como consecuencia de una elevación brusca de las temperaturas tras la fase de inducción floral o por una exposición a elevadas temperaturas tras la fase juvenil.

Formación prematura de cogollos preflorales.

Suele producirse cuando se inicia la formación del cogollo prefloral, antes de que la planta haya alcanzado un desarrollo vegetativo normal. Aparecen pellas preflorales de pequeño tamaño con forma anormal y que pueden abrirse a flor tempranamente.

Apertura prematura de cogollo prefloral.


Consiste en la diferenciación prematura de brotes florales sobre la superficie del cogollo, que se abre para iniciar la subida a flor, debido a temperaturas excesivamente altas a lo largo o al final de la fase de formación de las inflorescencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)