Melón (Cucumis melo L.).

NOMBRE COMÚN O VULGAR

Melón (español); Muskmelon (ingles); Melon (francés); Zuckermelone (alemán); Melone (italiano); Melão (Portugues).

ORIGEN

No existe un criterio homogéneo en lo referente al origen del melón, aunque la mayoría de los autores acepta que el melón tiene un origen africano. Si bien, hay algunos que consideran la India como el centro de domesticación de la especie, ya que es donde mayor variabilidad se encuentra para la misma. Afganistán y China son considerados centros secundarios de diversificación del melón y también en España la diversidad genética es importante.

FAMILIA BOTÁNICA

Cucurbitáceas

DESCRIPCIÓN BOTÁNICA

Se trata de una planta que dispone de un sistema radicular abundante y muy ramificado que crece muy rápidamente y que puede llegar a alcanzar hasta 1,2 metros de profundidad. Sin embargo, la mayoría de las raíces se encuentran entre los 30-40 primeros cm de suelo, sobre todo en regadío.

Planta de vegetación compacta, crecimiento indeterminado y porte rastrero.

El tallo crece de forma sinuosa, no es recto y puede alcanzar un gran desarrollo (1-2 m), con entrenudos cortos de los que parten las hojas, flores, frutos y numerosos zarcillos que nacen junto al pedúnculo del fruto.

Las flores pueden ser masculinas, femeninas o hermafroditas. Eso implica que la fecundación sea alógama y entomófila, es decir, que necesita de abejas para una buena polinización y fructificación.

ECOLOGIA

Clima

Prefiere los climas cálidos en los que no se superen las temperaturas máximas admisibles.


Suelo

Prefiere suelos profundos y fértiles, ricos en materia orgánica y en elementos fertilizantes. 

Por otra parte, es muy aconsejable su cultivo en terrenos con buena capacidad de 
retención de agua pero que no puedan tener problemas de encharcamiento.

No se adapta a suelos ácidos.

PH óptimo: 7-7,5

Es parcialmente tolerante a la salinidad del suelo y del agua de riego.

TÉCNICAS DE CULTIVO.

Labores preparatorias

Labor de vertedera o subsolador de 35-40 cm.
Varios pases de escarificado y vibrocultor para enterrar el abonado de fondo. En el último paso se realiza un asurcado o acaballonado previo a la plantación.

Abonado.

Independientemente del modo de producción (convencional o ecológico) es muy beneficioso para el cultivo la aportación de materia orgánica bien descompuesta.

Las máximas necesidades nutritivas del cultivo tiene lugar en la fase de fecundación o cuajado.

Es sensible a la carencia de magnesio en el suelo.

Siembra y plantación.

Puede hacerse mediante siembra directa o por transplante.

Si se trata de variedades híbridas se recomienda realizar el transplante de plántulas provenientes de semillero con objeto de reducir las marras, ahorrar tiempo en el uso del suelo, disminuir los riesgos y evitar los costes asociados al aclareo que suelen aparecer cuando se opta por la siembra directa.

La densidad de plantación, en regadío y al aire libre, oscila entre las 5000 y 8000 plantas/Ha, dependiendo de la variedad, sistema de riego, etc.

Nunca se debe realizar la siembra o el transplante con temperaturas en el suelo inferiores a los 15 ºC. En las zonas de clima mediterráneo temperaturas de 15ºC o mas en el suelo se dan desde mediados del mes de abril hasta el mes de julio (hemisferio norte) o desde mediados del mes de octubre hasta el mes de enero (hemisferio sur)

Operaciones de cultivo.

Escardas

El melón es bastante sensible a diversos principios activos presentes en herbicidas de uso comercial, por lo que las escardas deben hacerse manualmente. En cualquier caso, lo mas recomendable es utilizar acolchados de plástico negro u orgánicos que eviten la proliferación de malas hierbas.

Riegos.

El riego por goteo es el método de riego que da mejores resultados, aunque puede utilizarse riego por aspersión o por inundación.

Es necesario regar abundantemente justo después de la siembra o transplante.

Después de que el cultivo este instalado sobre el terreno, debe regarse periódicamente hasta el cuajado de los frutos, evitando el encharcamiento.

Las máximas necesidades de agua se producen en el momento en que los frutos empiezan a engrosar.

A partir del cuajado de frutos hay que regar abundantemente, reduciéndose los riegos de nuevo durante la maduración.

Podas.

En el cultivo al aire libre se despunta el tallo principal cuando tiene cuatro hojas y las ramas secundarias por encima de la 6ª u 8ª hoja.

Recolección.

La recolección se inicia a los 50-60 dias de la siembra o transplante y cuando el fruto ha alcanzado los 12º Brix que demanda el mercado.
La recogida de los frutos se realiza de forma manual y con una periodicidad de entre 7 y 10 dias. Debe ser cuidadosa, dejando el fruto con 2-3 cm de pedúnculo y cortando con un cuchillo o navaja. Los rendimientos de melón al aire libre oscilan entre las 30 y las 50 t/Ha.

PLAGAS.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Las larvas y adultos causan decoloraciones y deformaciones en las hojas, las cuales presentan un color bronceado por el haz que se corresponde con la presencia en el envés de adultos, larvas y puestas de araña roja. Las temperaturas elevadas y la escasa humedad relativa favorecen el desarrollo de la plaga.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Los adultos y larvas ocasionan un daño variable dependiendo del estado fenológico de la planta y el grado de infestación existente. Las larvas segregan sustancias azucaradas sobre las que suelen desarrollarse diversos hongos (negrilla), que manchan las hojas y frutos, que quedan depreciados para su comercialización.

Pulgones (Aphis fabae)

Sus picaduras producen salida de savia y paralización del crecimiento; las hojas se debilitan y deforman, rizándose y abarquillándose. Los pulgones son vectores de virosis, que transmiten de una planta infectada a otra sana al alimentarse.

Minador (Liriomyza trifolii)

Los adultos producen picaduras en las hojas, apreciándose las mismas en el haz como pequeños puntos blancos. Las larvas realizan galerías en las mismas

Trips (Frankliniella occidentalis)

Los adultos y larvas inyectan su saliva, la cual posteriormente succionan mezclada con los jugos celulares. Estas picaduras pueden afectar a cualquier órgano aéreo de la planta. Los peciolos y envés de las hojas presentan manchas de color plateado, las flores manchas de color blanquecino y los frutos pequeñas picaduras por las cuales suelen exudar savia.

ENFERMEDADES.

Oidio (Erysiphe cichoracearum)

Afecta a toda la planta y muy particularmente a las hojas, tanto en el haz como en el envés. Aparecen manchas aisladas y circulares en las hojas que se recubren con un micelio blanco de aspecto pulverulento por ambas caras.
Estas manchas aumentan de tamaño al unirse unas con otras, pudiendo llegar a cubrir toda la hoja. Con ataques intensos las hojas amarillean, se secan y caen.

Fusariosis (Fusarium oxysporum f. sp. melonis)

Se presentan dos tipos de sintomatologías según cepas:
-       Tipo Yellow: amarilleo de las hojas. Comienzan con el amarilleo de venas en un lado de las hojas que avanza afectando al limbo.
-       Tipo Wilt: marchitez súbita de las plantas verdes, sin que amarilleen o desarrollen color.
El rango de temperatura óptima de desarrollo de este hongo se encuentra entre los 18 y20 ºC. Con temperaturas superiores a 30º C disminuye la gravedad de la enfermedad.

Virus.

Virus del Cribado del Melón
Virus del mosaico amarillo del melón





FISIOPATIAS.

Deformación del fruto

Puede tener su origen en una deficiente fecundación por mala polinización debida a insuficiencia de polen, condiciones climáticas adversas, etc. También por estrés hídrico o incorrecta utilización de ciertas hormonas empleadas para mejorar el cuajado y engorde del melón.

Golpe de sol

Manchas blanquecinas en los frutos ocasionadas como consecuencia de la incidencia directa de los rayos de sol asociada a las altas temperaturas.

Rajado del fruto

Se produce principalmente de forma longitudinal. Es provocado por desequilibrios de la humedad ambiental o del riego (exceso de agua o estrés hídrico en las fases previas a la maduración final), por cambios bruscos de la conductividad eléctrica de la solución nutritiva (normalmente por ser muy baja en los momentos de la maduración), o por mantener el fruto maduro demasiado tiempo en la planta.

Manchas en los frutos

Son más evidentes en melones de “tipo Amarillo”, presentando manchas marrones dispersas por la superficie del fruto. Tienen su origen en condiciones de elevada humedad relativa o debido a los tratamientos fitosanitarios.

Aborto


El aborto de frutos recién cuajados se produce por una carga excesiva de frutos, una falta de nutrientes y de agua, o ambas causas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Pimiento (Capsicum annum L.).