Dilución de extracto de Melia



El extracto del árbol Melia o Paraiso (Melia azedarach) es tóxico para seres humanos y animales de sangre caliente, por lo que hay que aplicarlo con precaución. Tiene un potente efecto antialimentario e insecticida sobre una amplia variedad de plagas que se puede comparar con el del extracto de Neem.


PREPARACION.

Se utilizan 100 gramos de semillas molidas del árbol Meliá (Melia azedarach), o 250 gramos de hojas molidas del mismo árbol para un litro de agua. Se deja reposar durante ocho horas, removiendo bien la mezcla. Antes de aplicar, se filtra.

El agua a utilizar debe tener pH neutro o ligeramente acido. Nunca debe ser agua con exceso de cal o con cloro. Para que se pueda utilizar el agua del grifo, es necesario tener en un recipiente, abierto por su parte superior, el agua durante 24-48 horas y remover de vez en cuando.

Para aumentar su capacidad de fijación a las plantas, se puede añadir jabón potásico a razón de 10 g por cada litro de preparado.

UTILIZACIÓN.

Se aplica pulverizando, siempre al atardecer porque la acción del sol inactiva el principio activo y cubriendo bien toda la superficie de la planta, especialmente el envés (cara inferior) de las hojas. Es necesario realizar al menos tres aplicaciones sucesivas cada ocho días al inicio de la aparición de la plaga.

No se debe tratar por debajo de los 12ºC ni por encima de los 26ºC.

En caso de que se pulverice sobre frutos o partes comestibles de la planta atacada, debe respetarse un plazo de seguridad mínimo de una semana desde la fecha del tratamiento y, en cualquier caso, lavar abundantemente.


TRATAMIENTOS.

Se puede utilizar frente a una amplia variedad de plagas como pueden ser:

  • Orugas defoliadoras, cortadoras y barrenadoras.
  • Mosca de la fruta.
  • Mosca blanca.
  • Langosta
  • Áfidos.
  • Hormigas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)