Purín fermentado de ortiga.



Preparación.

Las ortigas utilizadas para este preparado (Urtica dioica L.) se suelen localizar próximas a lugares ricos en nitrógeno como pueden ser los montones de compost o estiércol en fermentación.

Las partes de las plantas se colocan en bolsas permeables dentro de un recipiente con agua, preferiblemente de lluvia (1 kilo de ortigas frescas o 200 g de ortigas secas en 10 litros de agua).

Se cubre el recipiente, pero permitiendo que el aire circule, Se remueve la mezcla todos los días para que entre el oxígeno, hasta que no haya más burbujas. Esto va a ocurrir entre una o tres semanas. A continuación se coge el líquido resultante y se filtra, primero en un colador y luego con una malla más fina (papel secante, una media, una tela fina de algodón, …). El producto filtrado hay que guardarlo en recipiente que lo proteja de la luz (vidrio oscuro, plástico opaco, …), lleno a ras del recipiente y muy bien tapado.

El olor de la preparación es muy desagradable. A la hora de aplicarlo se puede diluir a diferentes concentraciones en función del tipo de plaga de que se trate y de la intensidad del ataque.

Utilización.

Se diluye una parte de purín de ortiga en nueve partes de agua (proporción 1/10).

No solo se utiliza para el control de plagas y enfermedades, sino que también es útil para fortalecer a las plantas y mejorar su crecimiento.

En la pulverización es importante utilizar algún medio de protección de las vías respiratorias porque el olor del preparado es muy fuerte y muy desagradable.

Hay que utilizar siempre preparado diluido, porque una concentración elevada puede llegar a quemar a las plantas.

Para pulgones:

Se aplica una vez cada tres días, por el haz y por el envés de las hojas de la planta afectada.

Para araña roja:

Es más útil como repelente que para eliminar la araña roja. En cualquier caso, para reducir la población se puede aplicar una vez a la semana, sobre todo por el envés de la hoja de la planta que es donde se encuentra la araña roja.

Como repelente de insectos:

Estrategia preventiva frente al ataque de todo tipo de insectos. Se aplica 2-4 veces al mes durante toda la temporada de crecimiento. La frecuencia de aplicación puede aumentarse progresivamente en el caso de que aparezca alguna plaga, vigilando que no se produzcan daños en las plantas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)