Gusano de alambre (Agriotes spp)



Los gusanos del alambre constituyen un grupo especies de insectos que producen importantes daños en multitud de especies vegetales. 
 


NOMBRES COMUNES.


En la península ibérica la plaga del gusano de alambre adopta multiples nombres dependiendo de la zona en que se encuentre:

Gujilla, alambrillo, alfilerillo, alfinete, barrena, baticabeza, bicha amarilla, cadela, doradilla, esparraguilla, escadals, gusano de alambre, herrete, magranola y oro vivo

TAXONOMIA Y GENERALIDADES.


Pertenecen al orden Coleoptera, y a la Familia Elateridae caracterizada por un inusual mecanismo de clip que puede lanzar el insecto al aire. La familia Elateridae engloba 398 generos con 8500 especies. Estados Unidos y Canada cuentan con 73 generos y 885 especies. Europa central esta representada por 50 generos con 168 especies. En la Peninsula Iberica hay 55 generos y 183 especies.


Los gusanos alambre son delgados, largos, cilíndricos o algo achatados, y relativamente duros para ser larva. Los tres pares de patas del tórax son cortas y las últimas (abdominales) son directamente dirigidas hacia abajo para servir de protopatas terminales. La parte final posterior del cuerpo es punteada en las larvas de Agriotes spp.. Pueden vivir dos o tres años en el suelo, comiendo raíces de plantas y causando mucho daño a los cultivos, especialmente a cereales. Sus hábitos subterráneos los hacen difíciles de exterminar.


Los adultos tienen forma alargada y estrecha por detrás. La cabeza se oculta, en la mayor parte de los casos, bajo el pronoto hasta los ojos. Las antenas tienen once artejos y durante el reposo se abaten por debajo, alojándose, en ciertos géneros, en surcos laterales a modo de estuche. El color es con frecuencia pardo o negro, los élitros son casi siempre más claros que el pronoto. Algunas especies tienen los élitros rojos, amarillos o pardos amarillentos y un pronoto negro. Varias especies de gusanos de alambre son caníbales y predadoras.


Los adultos se caracterizan por tener un aparato de salto, de donde viene el nombre en inglés de “click beetle”, que está formado por una lengüeta, que es una prolongación del protórax, situada entre las patas anteriores y que encaja en una muesca del mesotórax. El insecto, para provocar el salto, se arquea apoyando la cabeza en el ápice de los élitros hasta que se desencaja la lengüeta de la escotadura mesosternal, produciendo un chasquido seco, y por reacción se eleva el insecto a varios centímetros de altura

CICLO DE DESARROLLO


La pradera es el hábitat natural del género Agriotes donde la ausencia de perturbación favorece su supervivencia. En consecuencia, muchas veces causan grandes problemas cuando se cultivan parcelas donde antes había pastos


Los gusanos de alambre necesitan varios años para completar su ciclo de desarrollo y muchos campos infestados consisten en poblaciones larvarias con distintos estados de desarrollo y con varias especies juntas.


Los adultos al llegar la primavera ascienden a la superficie y salen al exterior. Después de su emergencia, se deslizan sobre la superficie del suelo o se encaraman sobre la vegetación.


En este estado no causan daños a los cultivos. El calor y la sequía perjudican a los adultos; por esta causa suelen preferir las praderas y sitios sombríos.


Cada hembra pone de 75 a 100 huevos en la capa superficial del suelo. La mayoría de las veces los huevos están unidos en grupos de 10 a 15 unidades a modo de rosario, formando agregados y preferentemente en terrenos húmedos y ricos en materia organica, frecuentemente en el mismo terreno en el que emergieron los adultos.


Los huevos son blancos nacarados con corion resistente, redondeados, de forma irregular, más largos que anchos; su máximo diámetro es de 0.5 mm. Son muy sensibles al calor y a la sequía; una breve exposición al aire libre basta para que mueran. Las larvas neonatas tienen crecimiento lento y necesitan vegetales para su crecimiento.


Para poder vivir requieren terrenos húmedos ya que al tener la cutícula muy fina, son sumamente sensibles a la sequía, muriendo rápidamente cuando no encuentran condiciones favorables para su desarrollo. Más adelante, al quitinizarse la cutícula, ofrecen una gran resistencia. Al llegar la larva a su mayor desarrollo profundiza en el terreno, se fabrica una pequeña celda terrosa, en la que se aloja y pierde su última muda, convirtiéndose en pupa. La pupa es blanca y muy delicada, al acercarse la época de su transformación se oscurece. Este período dura tres o cuatro semanas, apareciendo después el adulto. Dependiendo de la especie, no sale al exterior inmediatamente, sino que permanece en la celda ninfal durante todo el invierno, para emerger la primavera siguiente.

El periodo de vida larvaria varía con la especie y el clima. Por lo general es de cuatro años, que puede alargarse o acortarse de tres a seis años. Se piensa que el acortamiento o alargamiento del ciclo va a depender de la cantidad de alimento disponible o bien de la temperatura durante el periodo de crecimiento.

HUÉSPEDES VEGETALES.


Los gusanos de alambre son extremadamente polífagos, el tipo de cultivos a los que atacan es muy variado e incluye patata, remolacha o zanahoria, cereales como trigo, cebada, maíz y sorgo, oleaginosas como el girasol y la colza árboles frutales y hasta algunas ornamentales. Las habas, las alubias y los guisantes son poco atacados por el género Agriotes pero son  atacados con más frecuencia que el trigo pero al contrario que éste sobrevivían al ataque. Esto se puede deber a que las semillas de las leguminosas contienen más reservas que el trigo y por ello pueden ser tolerantes ante un ataque.

DAÑOS CAUSADOS POR EL GUSANO DE ALAMBRE


Las larvas de gusano de alambre tienen dos periodos de actividad, uno de marzo a mayo y otro de septiembre a octubre. En primavera después de la siembra, el ataque se dirige a las plantas jóvenes. Al alimentarse del endospermo de las semillas en germinación, el resultado son plántulas débiles o semillas abortadas, reduciendo así el rendimiento del cultivo. En verano y principios de otoño, los daños afectan a las raíces de las plantas ya crecidas, principalmente sin son carnosas, o a los tubérculos y bulbos. En este caso el resultado afecta a la calidad del producto.


Los ataques a cereales son reconocidos por el amarillamiento de las extremidades de las hojas y de la hoja central. En la parte enterrada, cerca del grano, se distingue una zona desgarrada o completamente seccionada. También atacan directamente a los granos sembrados


Una sola larva puede destruir varias plantas sucesivamente. Este ataque es producido por larvas de todos los estadíos. Los cereales de primavera son los que más sufren sus ataques


Tanto en maíz como en remolacha los daños se reconocen en nascencia por el marchitamiento de la plántula debido a una mordedura de mayor o menor profundidad a la altura de la base del tallo. En el cultivo de maíz las larvas causan tres tipos de daño; vaciando la semilla al alimentarse en el germen, mordiendo el coleoptilo emergente o alimentándose de las raíces adventicias durante el cultivo. Tanto para maíz como para remolacha, los tratamientos en semilla con materias activas sistémicas son tan efectivos como los tratamientos al surco ya que los daños se producen al inicio del cultivo.


En el cultivo de la patata las larvas, cuando han llegado a cierto grado de madurez, abren galerías en los tubérculos más o menos profundas, de 2 a 4 mm de diámetro como máximo según el estado larvario y cuyas paredes se recubren muy pronto de un tejido tuberoso de cicatrización. Además los agujeros que realizan son vía de entrada para organismos patógenos como hongos y bacterias. Sin embargo, a diferencia de la polilla de la patata (Phthorimaea operculella) el agujero suele ser bastante limpio. Estas galerías inhabilitan los tubérculos para su comercialización, ya que las actuales exigencias del mercado dan una importancia relevante a la calidad. Además, el cultivo de la patata es especialmente susceptible al ataque del gusano de alambre. Incluso poblaciones inferiores a 100000 larvas por Hectarea pueden causar daño económico.

ESPECIES DE GUSANOS DE ALAMBRE MAS IMPORTANTES.


Las especies de gusano de alambre mas importantes son:

Agriotes lineatus




Agriotes sputator




MÉTODOS DE CONTROL.


En el desarrollo de estrategias de control efectivas para el gusano de alambre son necesarios conocimientos sobre la densidad, la distribución espacial y la respuesta de las larvas frente a la humedad y temperatura. Se han realizado muchos estudios con este fin y aunque existen numerosas especies de gusanos de alambre en el mundo, las analogías en la biología de las diferentes especies permiten diseñar estrategias comunes para su control.

CONTROL QUIMICO.


El impacto potencial de los gusanos de alambre en los cultivos ha traído consigo que los agricultores utilicen insecticidas para reducir el ataque. Esto es así a pesar de que la eliminación efectiva de los daños con insecticidas de suelo ha sido desde siempre compleja. Esto se debe a, por un lado, que las larvas no siempre están cerca de la superficie y los tratamientos se han de incorporaral terreno y por otro, a que los daños en el cultivo de la patata se producen a final de ciclo, con lo que los insecticidas deben tener una persistencia alta.


Además no hay tratamientos químicos curativos para controlar la plaga con el cultivo ya implantado, solo hay tratamientos preventivos que deben ser aplicados antes de la siembra o a la semilla. El problema estriba en que no hay un método de predicción de daños de la plaga por lo que se realizan los tratamientos preventivos sin saber si están o no justificados.

La lucha química se realiza contra las larvas y puede efectuarse mediante tres sistemas:
  • Tratamiento del suelo: los insecticidas se distribuyen sobre elsuelo desnudo, labrado por pulverización ó aplicación directa de microrgánulos que se incorporan con un pase mecánico.
  • Tratamiento localizado o sobre la línea: Consiste en aplicar el insecticida en la línea de plantación o siembra. Presenta ventajas (más barato y restringe el área de acción) e inconvenientes (sólo destruye una fracción de los insectos perjudiciales, lo que obliga a repetir el tratamiento en los cultivos siguientes). Con éste tratamiento, se obtiene una protección satisfactoria pero inferior a la proporcionada en general a todo el terreno.
  • Tratamiento de las semillas: Consiste en recubrir las semillas y/o tubérculos con un tratamiento antes de la siembra o plantación, con lo que disminuye la cantidad de materia activa utilizada.
Por otra parte, en Wageningen (Holanda) se ha comenzado otra línea de estudio donde se actúa con piretroides contra los adultos, no contra las larvas. Esta metodología está sujeta a inconvenientes como la larga fase larvaria de estos insectos y la necesaria constancia de los agricultores para realizar los tratamientos en cultivos no susceptibles de ataque por parte de esta plaga.


Los insecticidas para controlar la plaga han ido variando con los años. Los organoclorados (lindano y aldrin) utilizados en los años 50 eran altamente eficaces aplicados en presiembra o incorporados con el riego. Hacia los años 70, debido a su larga persistencia fueron sustituidos por organofosforados (forato, disulfuton, clorpirifos, etoprofos y fonofos) y carbamatos (bendiocarb, carbosulfan, benfuracarb y carbofuran) que reducían significativamente la incidencia de gusano de alambre pero sin igualar la eficacia de los organoclorados


Actualmente hay materias activas como tefluthrin y cyfluthrin (piretroide), thiamethoxam (nitroguaidina), imidacloprid (neocotinoide), fipronil (fenilpirazol) que han demostrado tener efecto contra gusano de alambre.


Suele ser mas problemático en parcelas recién roturadas de praderas y barbechos.

CONTROL CULTURAL.


Se han descrito múltiples métodos culturales para minimizar el efecto de esta plaga:
  • Realización de una labor en los meses en que se produce la oviposición ya que de este modo quedan al descubierto los huevos y larvas recién nacidas. Mediante esta práctica se logra reducir la población, dada la escasa resistencia que ofrecen al calor y a la sequía. Esto se puede conseguir incluyendo en la rotación cultivos que exijan laboreos frecuentes ya que además de dañar directamente a los huevos y pupas, deja al descubierto a las larvas para que sean depredadas por pájaros  
  • Colocación de trampas hechas de manojos de plantas atractivas para los adultos unido a la utilización de atrayentes sexuales (feromonas), con el fin de destruirlos posteriormente
  • Eliminación de patógenos y plagas mediante la rotación con brasicáceas o la incorporación de abonos verdes. Este efecto parece estar relacionado con la acumulación de glucosinolatos en los tejidos de estas especies. Cuando se produce la descomposición de estos tejidos vegetales, se verifica una degradación enzimática de los glucosinolatos como consecuencia de la cual se genera una gran variedad de productos entre los cuales se incluyen isotiocianatos, tiocianatos y nitrilos. La siembra de crucíferas como Brassica nigra y Sinapis alba y su inclusión en el terreno como abono, esta descrita como un acondicionador del terreno que puede controlar insectos de suelo por su alto contenido de glucosinolatos. Ademas, esta técnica esta proporcionando resultados prometedores en el control de gusanos de alambre y otras plagas de suelo.
  • Inundación durante cortos periodos de tiempo del terreno como medida para el control de gusano de alambre en caña de azúcar. De hecho esta práctica también se ha estudiado en Canadá inundando suelos salinos en época de temperaturas altas, obteniéndose resultados prometedores.
  • Utilización de cultivos-trampa, como puede ser la plantación de trigo entre lineas de plantas de fresa que logro disminuir de manera importante el ataque las larvas de Agriotes.
  • Utilización de barbechos libres de malas hierbas. Se ha observado que en parcelas con malas hierbas la población de gusanos de alambre es mayor que en aquellas parcelas que no tienen malas hierbas. Este efecto es aún mas acusado en los meses de verano cuando la disponibilidad de agua es menor.
  • Empleo de estrategias de rotación con cultivos menos susceptibles al ataque de la plaga.  
    • En Suiza se han realizado ensayos en los que se puede ver que el riesgo de ataque disminuye al aumentar el tiempo entre pastos y el cultivo de patatas. Al sembrar patatas un año o dos después de levantar un pastizal, el riesgo es mucho mayor que dejando tres o cuatro años entre ambos cultivos. 
    • La incorporación de trigo de invierno, tiene un efecto de reducción del ataque de gusano de alambre en el cultivo siguiente
  • Revisión del historial de daños en la parcela. La dedicación a pastos de la parcela puede utilizarse como un indicador de la presencia potencial de larvas
  • Utilización de variedades poco susceptibles al gusano de alambre que es una práctica eficaz para controlar la propagación y extensión de la plaga.

CONTROL BIOLOGICO.

Como enemigos naturales se han citado faisanes, cornejas, cuervos, estorninos, avefrías, topos, musarañas y ratones de campo. La delimitación de áreas protegidas dentro de la parcela de cultivo que sirvan de refugio para estas especies puede ser una buena estrategia para el control biologico de la plaga.


Se citan casos de individuos muertos por hongos entomopatógenos como Metarhizium anisopliae  y Beauveria spp. sobre larvas y por Entomophthora elateridiphaga (Turian) sobre adultos. Se han desarrollado productos comerciales basados en Metarhizium anisopliae en varios países. Bio-Green y Bio-Cane para el control de larvas de pastos y caña de azúcar en Australia, Green Muscle para el control de langosta en África, Ago Biocontrol para plagas de plantas ornamentales en Latino América y BioPath para el control de cucarachas en Estados Unidos. En general hay diferentes cepas de Metarhizium específicas para diferentes especies de insectos. En Canadá se ha aislado la cepa Agassiz específica para Agriotes. En condiciones de laboratorio tiene una eficacia de 90% en Agriotes obscurus y especies de Limonius no determinadas En Alemania, se ha encontrado que que Metarhizium anisopliae estaba presente en todas las parcelas estudiadas, independientemente del manejo de los cultivos. Además ni la rotación de los cultivos, ni el uso de pesticidas tenían efecto significativo en la densidad de la población. En Rusia, se ha estudiado el efecto de la biopreparación Metarizin basada en micelio del hongo Metarhizium anisopliae en la microflora del suelo dando como resultado que no tiene efecto significativo sobre ella. Estas características hacen de este hongo un agente de control biológico con un gran potencial en el manejo de la plaga.


Entre los parasitoides se citan los himenópteros Phoenoserpus pallipes (Lart.) y Paracodrus apterogynus (Haliday).


Otros enemigos naturales que aparecen en la literatura son coleópteros de las familias Carabidae y Estafilinidae, un parásito Pristocera armífera (Say) y la hormiga depredadora Aenictus pachycerus (Smith).



No hay descrito mucho sobre productos que controlen el ataque de gusano de alambre en control biológico. Se ha evaluado la toxicidad de tres monoterpenoides naturales, thymol, citronella y eugenol y aceite de romero en larvas de últimos estadios del género Agriotes observando una moderada actividad insecticida.


Por otra parte algunos investigadores han estudiado el efecto de nematodos entomopatógenos pero sus resultados son poco efectivos a la hora de controlar el gusano de alambre.


Por el momento hay poca información sobre control biológico en esta plaga cuya distribución, al ser subterránea dificulta su estudio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Granadilla (Passiflora ligularis)

Lucuma (Pouteria lucuma)